jueves, 8 de noviembre de 2007

Otra victima de la mafia lopez




UN RECLAMO DE MAURO ROSALES CERTIFICA QUE EL CLUB ESTA EN SERIAS DIFICULTADES
Quiebra pedida, quiebra frenada
Por: Gustavo Yarroch



Quienes consideran que Newell's y su presidente, Eduardo López, reciben un trato casi preferencial de parte de la Justicia santafesina, creen tener un nuevo motivo para sostener su postura. Es que la Justicia de esa provincia rechazó -a través de un polémico fallo emitido en segunda instancia- un pedido de quiebra del club solicitado por el actual delantero de River Mauro Rosales, quien reclama una deuda de 1.024.755 pesos, 922.755 correspondientes a la mitad del 15 por ciento de su pase al Ajax y 102.000 por sueldos atrasados. Según afirmó a Clarín el abogado de Rosales, Rodrigo Pujol, la Justicia se basó en "argumentos sumamente inconsistentes" para emitir su dictamen. Por esa razón, Pujol ya presentó un recurso de inconstitucionalidad ante la Cámara de Apelaciones de Rosario con el objetivo de que el expediente sea tratado por la Corte Suprema de Justicia provincial. "La idea es que, receptada la inconstitucionalidad, la causa regrese a un juez de primera instancia", dijo.Rosales había perdido el caso en primera instancia, tras un fallo del fallecido juez Rodolfo Bruch, quien dio lugar a un pedido de excepción hecho por Newell's por supuesta "falta de personería" del estudio jurídico que patrocina a Rosales. ¿Qué alegó el club al hacer ese pedido? Apeló a un tecnicismo y dijo que el estudio jurídico tenía un "poder general" y no el "poder especial" que se necesita para pedir una quiebra. Para Pujol, ese fallo estuvo teñido de parcialidad porque -según sentenció- "el doctor Bruch favoreció a Newell's en todo lo que estuvo a su alcance".Ese fallo fue apelado por Rosales. Y los camaristas Néstor Pedro Sagües y José Donati consi deraron improcedente la excepción de "falta de personería" planteada por Newell's, es decir que le dieron la razón al jugador, mientras que María del Carmen Alvarez rechazó la apelación. El Secretario de la Sala, Gonzalo Hernández, consideró que no había "total concordancia" y decidió integrar la Sala con otros dos camaristas, Avelino Rodil y Ariel Ariza, quienes adhirieron al voto de Alvarez, por lo que el pedido de Rosales fue rechazado.El reclamo de Pujol se basa en que la ley santafesina señala que se necesitan "votos totalmente concordantes" de parte de al menos dos de los tres camaristas para tomar una resolución. Y Pujol considera que eso "se dio claramente a favor de Rosales".El abogado indicó que la Corte Suprema de Justicia santafesina interpreta que "debe haber sólo concordancia dentro de una unidad lógica, pero jamás total concordancia". Y remarcó que "la doctrina agrega que 'no puede interpretarse dicha concordancia en forma literal, es decir, en términos absolutos, sino que ha de entenderse como sustancial coincidencia de opiniones de al menos dos de los tres integrantes del órgano jurisdiccional'".